Aptitud

Una comparación de ejercicios aeróbicos y de resistencia

Una comparación de ejercicios aeróbicos y de resistencia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Tanto el entrenamiento aeróbico como el de resistencia ofrecen beneficios.

Jupiterimages / Photos.com / Getty Images

El ejercicio aeróbico y de resistencia son dos formas de actividad física. Cuando se practica regularmente, brindan beneficios sorprendentes para la salud y el bienestar en general. Ambos tipos de ejercicio también pueden ayudar a controlar el peso, mejorar el estado de ánimo y reducir el riesgo de enfermedades crónicas. Si bien el ejercicio aeróbico y de resistencia tienen grandes diferencias, ambos forman parte de una rutina de ejercicios equilibrada.

Considere la fuente de energía

El ejercicio aeróbico y de resistencia utiliza diferentes partes del cuerpo. Como resultado, la fuente de combustible es diferente. El ejercicio aeróbico, también conocido como ejercicio de resistencia o cardio, trabaja su corazón y pulmones al aumentar su ritmo cardíaco y la respiración. Esto obliga a su sistema cardiorrespiratorio a suministrar oxígeno como combustible. Al mismo tiempo, su sistema esquelético utiliza el oxígeno para mantenerse en movimiento. Ejemplos de ejercicio aeróbico incluyen caminar, trotar, bailar y nadar. El ejercicio de resistencia, o entrenamiento de fuerza, trabaja sus músculos, articulaciones y huesos. Esto es alimentado por la energía en los músculos activos llamada ATP. Ejemplos de ejercicios de resistencia incluyen levantamiento de pesas y ejercicios de resistencia.

Cambiar composición corporal

El ejercicio aeróbico y de resistencia mejora la grasa corporal y los músculos de diferentes maneras. Cardio, como correr o andar en bicicleta, usa calorías para hacer una actividad. Esto quema la grasa corporal y reduce la masa grasa total. El ejercicio aeróbico también ejercita los músculos, pero no tanto como el entrenamiento de fuerza. El ejercicio de resistencia es el mejor para desarrollar y fortalecer los músculos. Sin embargo, esto también puede disminuir la grasa corporal porque el músculo aumenta su tasa metabólica en reposo, o cuántas calorías quema su cuerpo en reposo.

Mejora la salud del corazón

Toda actividad física es buena para su corazón, pero el ejercicio aeróbico tiene un efecto más fuerte porque hace que su corazón trabaje. A medida que aumenta su ritmo cardíaco, su corazón tiene que trabajar más para bombear sangre y oxígeno a todo su cuerpo. Esto fortalece el músculo cardíaco, ensancha los vasos sanguíneos y reduce la presión arterial. Sin embargo, según un artículo de 2015 en Circulation Research, la aptitud muscular también puede contribuir a la salud del corazón. El entrenamiento de resistencia aumenta brevemente el flujo sanguíneo y fortalece el revestimiento de los vasos sanguíneos. Si bien el ejercicio aeróbico tiene un vínculo más fuerte con la salud del corazón, el entrenamiento de resistencia ciertamente puede echar una mano.

Control de azúcar en la sangre

Ambas formas de ejercicio pueden mejorar el control de la glucosa en sangre, un factor importante del riesgo de diabetes tipo 2. Tus músculos usan glucosa mientras te mueves. El entrenamiento de resistencia aumenta el tamaño de esos músculos, lo que lleva a una mayor absorción de glucosa. El ejercicio aeróbico aumenta la producción de insulina, la hormona que ayuda al cuerpo a absorber el azúcar. De hecho, un estudio de 2014 en Diabetologia descubrió que una rutina combinada de entrenamiento aeróbico y de resistencia es la mejor manera de reducir el azúcar en la sangre. Una revisión de 2018 en International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity examinó 37 estudios y llegó a la misma conclusión.

Siga las recomendaciones diarias

Las Pautas de actividad física 2015-2020 para estadounidenses recomiendan ejercicios aeróbicos y de resistencia para la salud en general. Cada semana, los adultos deben realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada o 75 minutos de intensidad vigorosa. Puede hacerlo en trozos de 10 minutos o combinar ejercicios de intensidad moderada y vigorosa. Las pautas también recomiendan hacer ejercicios de entrenamiento de fuerza en dos o más días a la semana que trabajen todos los músculos principales.



Comentarios:

  1. Gilley

    Wacker, me parece una gran idea

  2. Stodd

    Dime, ¿dónde más puedes conseguir esos artículos?

  3. Grokora

    Creo que estas equivocado. Estoy seguro. Puedo probarlo.

  4. Akizshura

    mala suerte

  5. Mazucage

    yo no lo dije



Escribe un mensaje